Continuamos en pleno verano, pero también en plena situación de rebrotes en distintos municipios y Comunidades Autónomas. Según los datos oficiales, la Comunidad de Madrid se encuentra entre las que más rebrotes de COVID-19 está sufriendo. Por tanto, debemos extremar, de nuevo, las medidas de seguridad y adaptarnos a la nueva normalidad.

Uno de los lugares donde tenemos que tener más precaución es en las piscinas comunitarias y, por ello, desde Afincalitas, siguiendo las pautas del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid, te contamos cuáles son los procedimientos de actuación en caso de la sospecha o confirmación de un positivo en coronavirus.

  1. En primer lugar, la piscina debe quedar clausurada hasta que el organismo competente autorice, de nuevo, la apertura, tras una desinfección intensiva de las instalaciones.
  2. Además, debemos comunicar los hechos a Sanidad. En nuestro caso, Madrid, a través del teléfono 900 102 112 o directamente al 112, para que estén al tanto de la situación y nos ayuden a proceder adecuadamente.
  3. Por otro lado, debemos contactar con todos los usuarios de la piscina ante el posible caso positivo para que puedan extremar, de forma inmediata, las medidas de seguridad, manteniéndose en sus casas hasta que contacten con ellos y les comuniquen cómo deben actuar.

¿Cómo diferenciar los casos?

Caso sospechoso: Cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. Otros síntomas como la odinofagia, anosmia, ageusia, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas, entre otros, pueden ser considerados también síntomas de sospecha de COVID-19.

Caso probable: Persona con infección respiratoria aguda grave con cuadro clínico y radiológico compatible con COVID-19 y resultados de PCR negativos, o casos sospechosos con PCR no concluyente.

Caso confirmado: Encontramos dos opciones:

  • Infección activa: Se trata de personas que cumplen criterio clínico de caso sospechoso y con PCR positiva. También puede hacer referencia a una persona que cumple criterio clínico de caso sospechoso, con PCR negativa y resultado positivo a IgM por serología de alto rendimiento (no por test rápidos) y a personas asintomáticas con PCR positiva con Ig G negativa o no realizada.
  • Con infección resuelta: Persona asintomática con serología Ig G positiva independientemente del resultado de la PCR (PCR positiva, PCR negativa o no realizada).