El pasado sábado, en el BOCM la ORDEN 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma.

Las medidas que aparecen en esta Orden son de aplicación para toda la Comunidad de Madrid.

Algunos de los puntos principales los iremos resumiendo en las próximas publicaciones, pero hoy hemos decidido centrarnos en la recomendación de cómo gestionar los residuos de nuestras viviendas.

La Orden indica que, en hogares con alguno de sus miembros con contagio positivo o en cuarentena por COVID-19, las bolsas de fracción resto generadas, correctamente cerradas, se deben depositar, directamente, en el contenedor de fracción resto o en cualquier otro sistema de recogida de fracción resto establecido en la entidad local.

No estará permitido depositar estas bolsas en los  contenedores de recogida separada (orgánica, envases, papel, vidrio, textil…), tampoco en las papeleras en la vía pública, o abandonarlas en la misma.

Por otro lado, a gestión de los residuos procedentes de hogares sin positivo o en cuarentena por COVID-19, seguirá realizándose de forma habitual.

No obstante, en caso de que la autoridad sanitaria lo determine, se deberá proceder a hacer recogidas separadas de las bolsas con esta tipología de residuos procedentes de centros/lugares donde se dé un elevado nivel de afectados por COVID-19.