Las comunidades de vecinos tienen muchos gastos, desde el seguro de la comunidad, pasando por la electricidad, gas en algunos casos, hasta servicios como el portero o la limpieza, y en todos esos proveedores y contratos, en la mayoría de los casos, o nadie los controla o ya no están en precio.

Renegociar todos los contratos y poner los nuevos servicios en marcha llevó unos 6 meses de trabajo, pero en Afincalitas este es un trabajo que está incluido en el precio cerrado y además es continuo, se siguen buscando ahorros y mejoras en cada servicio.