Debido en gran parte a la subida del precio en la costa mediterránea y en las islas, la vivienda ha experimentado un incremento general de casi el 5%

En este pasado mes de julio, el precio de la vivienda se ha encarecido un 4,9% respecto al mes de julio del año pasado, 1,3 puntos mas que en el mes de junio de este año. Las cifras registradas confirman la mayor subida desde enero de 2019, según datos de Tinsa, sociedad de tasación homologada.

La causa principal del incremento se debe a un acentuado aumento del precio de la vivienda en la costa mediterránea del 8,4% y en las isla del 7,9%, los mayores en los últimos 12 meses. Desde Tinsa explican qué, dicho incremento es un claro ejemplo de las consecuencias de la pandemia en los precios de las zonas turísticas, algo que se ve reflejado desde el verano del año pasado.

«La costa mediterránea destaca por cuarto mes consecutivo sobre la ralentización experimentada en el mismo periodo de 2020 y moderando incrementos respecto al mes anterior» comentó Andrea de la Hoz, analista de Tinsa.

Respecto a Baleares y Canarias, se puede observar que reflejan «una fuerte recuperación respecto a julio del año pasado y mantienen la tendencia alcista iniciada en 2021» añadió la especialista.

Por otro lado, durante el mes de junio, el precio de la vivienda incremento en las capitales y grandes ciudades hasta un 1,6%, mientras que en las islas y en las áreas metropolitanas, un 0,2%. Sin embargo, en la costa mediterránea el precio descendió un 0,6%, y en el resto de municipios, un 0,7%.

Según datos de Tinsa, actualmente, el precio de la vivienda en España esta un 21,35% por encima del mínimo marcado en 2015, y un 30,4% por debajo de los niveles máximos de 2007.