El Real Decreto-Ley 8/2021 anticipa la posibilidad de realizar las juntas de manera telemática, o voto por correo, en las comunidades de propietarios, en el caso en el que haya que tomar decisiones de urgencia.

Tras el fin del estado de alarma, muchas cosas han cambiado, y a partir de ahora comienzan las medidas post pandemia, aprobadas en el Real Decreto-Ley 8/2021. Las empresas, ya tienen la posibilidad de celebrar sus juntas por videoconferencia y votar a distancia, ahora es le turno de las comunidades de propietarios.

Por culpa de la pandemia, muchas decisiones dentro de las comunidades de vecinos han sido pospuestas, incluyendo los numerosos acuerdos que han debido de paralizar.  Es por eso, que las diferentes comunidades de propietarios ponen en duda la posibilidad de realizar modificaciones en la Ley de Propiedad Horizontal de 1960.

En este contexto, es una realidad que existe una laguna legal que tuvo como consecuencia la detención de las reuniones de vecinos. Aunque haya finalizado el estado de alarma, la preocupación por el virus sigue muy presente, aun asegurando el Gobierno el buen progreso que se está realizando gracias a las vacunas.

Real Decreto-Ley 8/2021

A partir de real decreto, hay una serie de medidas que afectan directamente a las comunidades de propietarios.

En primer lugar, se suspenden las convocatorias y las celebraciones de juntas de propietarios hasta el 31 de diciembre, de igual modo que la obligación de aprobar el plan de ingresos y gastos, las cuentas del año y el presupuesto anual.

Hay que tener en cuenta, que en el artículo 16 de la Ley de Propiedad Horizontal, se obliga a la junta de propietarios a realizar mínimo una convocatoria al año para aprobar los presupuestos y las cuentas anuales. También, en este mismo artículo, destaca la necesidad de convocar una reunión cuando el presidente, o la cuarta parte de los propietarios, consideren que es necesario.

Es por eso por lo que, a partir del nuevo real decreto, las obligaciones anteriormente nombradas quedarán abolidas hasta final de año, prorrogando el presupuesto y los puestos de la comunidad del último año.

Por otro lado, solo se podrán celebrar reuniones en casos de máxima urgencia, a petición del presidente o de una cuarta parte de los propietarios. Las obras e instalaciones a las que se refiere el articulo 10.1, apartado b de la Ley de Propiedad Horizontal, son causas de una reunión urgente.

En el caso de que se tuviera que celebrar una reunión urgente, la norma indica, que en la medida de lo posible, se celebre de manera remota, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones:

  1. Antes de la celebración, el administrador sea consciente de que todos los propietarios tienen acceso a los medios necesarios para una reunión telemática.
  2. El secretario debe identificar de manera adecuada a todos los propietarios asistentes en la reunión, haciendo pública la identidad de estos en el acta.

En estas reuniones telemáticas, se establece que el acuerdo se realice en casa del secretario o del administrador

La norma también establece que los acuerdos se puedan realizar sin necesidad e junta, a través de voto por correo, o comunicación telemática, siempre y cuando se garantice la veracidad de la identidad de los participantes. En estos casos, el presidente tendrá la obligación de solicitar el voto a todos los propietarios, proporcionándoles la dirección a donde se debe enviar y el plazo para hacerlo, que por norma general, son 10 días naturales.

Por último, se establece que, se podrá seguir celebrando las juntas ordinarias de manera presencial siempre y cuando, de manera estricta, se lleven a acabo las medidas de seguridad implantas para luchar contra la propagación del COVID-19.

Además, la norma señala, que en el caso de que no se garantice la veracidad de la participación de los propietarios, o su identificación, será posible la impugnación de los acuerdos tratados.

En conclusión, para introducir de forma permanente las juntas telemáticas, es necesario modificar los puntos legales previstos de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal.