MÁS INFO

¿Qué conflictos puede resolver el administrador de fincas de mi comunidad de vecinos?

Administración y Gestión de Fincas, Comunidades de Vecinos / Propietarios

De los conflictos que pueden surgir en una comunidad de vecinos, el administrador de fincas puede resolver o mediar en muchos de ellos, de ahí que esta figura sea clave para lograr el buen funcionamiento de esta.

Si hay algo que tienen en común todas las comunidades de vecinos son los conflictos entre propietarios: el vecino que tira la basura a deshoras, la vecina que deja que su perro haga sus necesidades en las zonas comunes, la familia que hace obras, el vecino que hace fiestas… y así hasta un sinfín de situaciones que generan conflictos en las fincas y urbanizaciones.

Pero ¿puede resolver estos conflictos el administrador de fincas de mi comunidad?

A continuación, te contamos cuáles son los conflictos más frecuentes en los que puede mediar el administrador de fincas de una comunidad de vecinos.

Ruidos molestos en la comunidad de vecinos

Este es uno de los problemas más habituales dentro de una comunidad de vecinos: fiestas, gritos, etc. En ocasiones, es suficiente con llamar a la policía, a veces incluso simplemente con avisar de que se llamará.

No obstante, el administrador de fincas puede actuar ante esta situación, avisando a quien esté ocasionando el ruido y, en caso de que omitan su autoridad, se procederá a llamar a las autoridades.

¿Puede un administrador de fincas obligar a que finalice una actividad molesta?

Desde el punto de vista legal, el administrador de fincas no tiene la autoridad para solicitar que finalice la actividad molesta, pero sí tiene la posibilidad de notificar al vecino molesto la infracción y comunicarle que, en caso de no cesar, se tomarán medidas.

Mascotas

Este suele ser uno de los problemas más delicados, ya que, en muchas ocasiones, el conflicto surge por mera intolerancia de algunos propietarios hacia las mascotas de sus vecinos.

En este caso, la tarea del administrador de fincas será mediar entre ambas partes para intentar llegar a la conciliación, aunque puede resultar un trabajo difícil, debido a que no todos los vecinos estarán siempre dispuestos a cambiar su forma de pensar.

Así, si a pesar de la intervención por parte del administrador de fincas, el conflicto continúa, ambas partes tendrán que aprender a convivir y tolerarse.

No obstante, en caso de que se trate de un tema relacionado con especies invasoras, de un hogar con demasiados animales o de un mal uso de las zonas comunes por parte de los animales (que suele ser culpa de los dueños), la cosa cambia.

En este sentido, el administrador de fincas tendrá la autoridad para intervenir y recurrir a la ley.

 

Obras en un domicilio

Hacer una reforma en una vivienda es tanto habitual como legal, pero siempre pueden generar un conflicto vecinal no solo por los ruidos molestos que pueden ocasionar, sino también por la suciedad en las zonas comunes como portal, rellanos y ascensores.

Y, aunque todos los vecinos tengan derecho a hacer obras, deben intentar comprender al resto de propietarios. En estos casos, el administrador de fincas podrá valorar la situación y buscar la solución más adecuada.

Uso indebido de zonas comunes

En este sentido, existen situaciones que todos hemos vivido, como vecinos y propietarios, dentro de nuestra comunidad: personas que ensucian las zonas comunes, romper elementos comunes, …

Es por ello por lo que debemos destacar que, si nos encontramos ante una situación de difícil solución, se debe proceder a la convocatoria de una junta extraordinaria relacionada con el conflicto.

Aquí es donde entrara la figura del administrador, haciendo de mediador con los estatutos de la comunidad y la ley.  

Morosidad

Este, como ya hemos visto en otros artículos, es uno de los conflictos más difíciles de solucionar, pero el administrador tiene la obligación de hacer frente a la morosidad y no solo actuará como intermediario, sino que será una parte esencial y activa en solventar el problema.

Si en tu comunidad se dan situaciones desagradables con los vecinos morosos y no sabéis cómo resolverlo, te recomendamos contar con un administrador de fincas colegiado, que podrá lidiar con la situación

Seguridad

El problema de la seguridad en una comunidad de vecinos, al igual que el de las mascotas, es algo delicado, ya que dependerá, en muchos casos, de las opiniones y prejuicios de los propios vecinos.

No obstante, en este sentido, el administrador de fincas tendrá la responsabilidad de aconsejar a la comunidad de vecinos sobre cuáles son las mejores medidas de seguridad que se pueden tomar.

Gestión de las basuras

La gestión de las basuras es algo fundamental en una comunidad de propietarios, pero, al igual que es de vital importancia, también puede llegar a resultar complicado demostrar X situaciones.

A día de hoy, no existen sanciones por asuntos de pequeña envergadura, de modo que se trata de uno de los casos más complejos entre vecinos.

A modo de conclusión, el administrador de fincas tiene la responsabilidad de mediar en conflictos que supongan una infracción legal y demostrable contra un vecino o la comunidad de propietarios. Asimismo, puede tener la consideración de mediar en asuntos personales, pero si no se garantiza el éxito de su intervención ya que no suele haber un marco legal que le respalde.

¿Estás buscando administrador de fincas? Afincálitas te ofrece el mejor servicio de administradores de fincas a un precio muy reducido. Te asignamos un gestor personal con nombres y apellidos que se encargará de manera global de tu comunidad.

GuíaBurros Comunidades de vecinos
Contacta con Afincalitas

Servicios de Administración de Fincas

Comunidades de Vecinos o Propietarios

Administración y Gestión de Fincas

Ley de Propiedad Horizontal

Actualidad Comunidades de Vecinos

Últimos artículos